Pacato

27 Oct

Una semana con muchos adjetivos, hoy el tercero: pacato, o pacata. A mí me suena como si alguien fuera patoso pero lejos de esto viene del latín, de pacare que es pacificar.

Y precisamente con ese significado aparece en nuestro vocabulario español: pacato es aquel que es bastante tranquilo y moderado ante diferentes situaciones. No es alguien de sangre fría sino aquella persona que intenta evitar el conflicto por todos los medios.

Sin embargo la sociedad parece muchas veces que está contra este tipo de personas y que se alienta al conflicto, a ganar por la fuerza. Por ese motivo seguramente pacato también se utiliza para definir a alguien o algo de poco valor o insignificante.

Pacato también puede utilizarse para alguien cobarde y con muchos escrúpulos.

Si la personalidad provocativa de Blanca Luz pudo poner un poco nervioso al pacato Uruguay de los años veinte o treinta, sus giros finales hacia la derecha generan inevitablemente alguna vacilación en feministas y otras expresiones de la progresía que no se escandalizan en cambio, por ejemplo, de su stalinismo previo. De ahí los vaivenes de la adjetivación con la que suele aludírsela: desde “fascinante” hasta “aventurera” y “oportunista”.

Fuente: El País Uruguay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: