Archivo | 5:00 pm

Maniqueo

20 Ene

Maniqueo, así es gran parte del cine estadounidense (bueno, y casi de cualquier lado), y es uno de los motivos por los que pueda desechar rápidamente un filme. La palabra tiene un origen latino pero debería ser un epónimo ya que maniqueo debe tal nombre a Manes, un filosofo persa del siglo III.

El pensamiento de este asiático es que toda creación se basa en dos puntos: el bien y el mal. De esta manera la palabra maniquea señala cuando existe ese extremo. Por ejemplo personajes muy buenos que luchan contra personas muy malas, sin que exista un análisis de la compleja realidad del ser humano.

Como adjetivo maniqueo se usa tanto para los pensadores de la idea de Manes como para todo lo que tenga que ver con ello o para el comportamiento extremo.

Aquello me resultaba maniqueo, una simpleza para criminalizar una música y sus oyentes. Ahora, ya no estoy tan seguro. Obviamente, no todos los consumidores del gansta rap comparten esas vivencias rimadas ni aprueban sus enseñanzas. Pero algo huele a podrido cuando tantos raperos llevan hierros o séquitos de gatillo fácil. A final de año, se confirmaba la condena a cadena perpetua de un rapero ilustre de Nueva Orleans, C-Murder, que disparó a un fan de 16 años en una pelea nocturna.

Fuente: El País