Archivo | febrero, 2012

Abalear

29 Feb

Su trabajo no era romántico pero tampoco tan tedioso como buscar una aguja en un pajar. Parecido pero no. ¿Qué de interesante tenía buscar un filo de metal para coser? Mejor era quitar del grano y la cebada los nudos y la paja gruesa. Era más útil. Había nacido abaleando y moriría así. Era su trabajo, lo único que sabía hacer.

Texto propio

Abalear es un término que posiblemente se vaya desplazando a la memoria histórica y de ahí a la fosa común del tiempo. El motivo es su función: recuerda una actividad agraria donde se criba la paja y la avena que ya se han separado para evitar que queden nudos y cañas demasiada gruesas. Abalear proviene del celta balayum. También se puede usar la forma balear.

También se utiliza en América Latina abalear cuando se refiere a algún tiroteo. En este caso, aunque comparte con el anterior significado fonética no hace lo propio con el origen ya que viene de balear, y este a su vez de bala, y por tanto del francés.

Anuncios

Zaborra

28 Feb

Abrieron la mano y tomaron un puñado de zaborras. Eran tan incontables como las estrellas del cielo siempre y cuando la contaminación lumínica dejara ver a los astros espaciales. Carlos fue el primero en lanzarlas. Como si fuera el discóbolo, giró sobre su propio eje para poder tomar impulso y lanzarlas, eso sí, a una altura muy baja. A diferencia de la escultura de Mirón, el objetivo no era llegar lejos sino abarcar mucha superficie. A continuación Tomás hizo lo propio con las pequeñas piedras y prácticamente toda la superficie del firme. Podían proceder a nivelar la obra.

Texto propio

 

Hoy 28 de febrero es el día oficial de Andalucía. La región de donde vengo. Por tal motivo voy a homenajearla con una palabra que tiene una acepción recogida por la RAE y que es utilizada en los antiguos dominios de los taifas, califas y omeyas. Zaborra, cuyo abolengo es latino: saburra.

En Andalucía la zaborra es la piedra ya convertida en arena, una grava minúscula que ha pasado por mayor desgaste para ser tan fina que puede ser usada para igualar y consolidar el firme de una carretera. En Argentina zaborras, en plural, también se utiliza para las piedras pequeñas, pero no para la función que si cumple en la zona que va de Almería a Huelva.

La zaborra, para el resto del espectro hispanohablante del mundo, es el líquido (agua, ron, vino…) que queda aún en un tonel tras haber perdido una gran  parte por cualquier motivo.

En el léxico náutico las zaborras , también en plural, es la suciedad que se ha formado por barro o por vegetación.

Faltriquera

27 Feb

Sus manos registraban los bolsillos de Helena. Cuando las manos comenzaron a bajar por las caderas para cachearla todavía aguantaba la presión. Sus nervios, la palabra en la boca que no atreve a dar el salto kamikaze. El inspector iba a comenzar a levantar la falta cuando el comandante le dijo -Basta, es una dama al fin y al cabo. Escupió a su lado y la dejaron pasar. El carrete de fotos seguía en la faltriquera, y solo salió de allí cuando Helena se desvistió y quitó la falda que impedía ver la bolsa.

La palabra faltriquera tiene una fonética muy poco española y parece llegada de las indias. Sin embargo alcanzó la Península Ibérica en forma de término mozárabe: ḥaṭrikáyra. Ya ven la evolución que tuvo este término que sirve para hacer referencia general al bolsillo de una prenda. Además, y especialmente, también se puede utilizar para el saquillo que muchas mujeres llevan en la cintura y que se encentra en su vestido o delantal.

Faltriquera también se puede usar para hacer referencia a los palcos que había en los antiguos teatros, al cubillo.

Existen dos expresiones o construcciones con esta palabra que los coetáneos de Averrores trajeron. La primera es rascar alguien la faltriquera. Se puede utilizar para decir, coloquialmente, que alguien gasta dinero sin que lo quiera hacer.

Tener alguien en la falquitrera es que ya lo tienes convencido, que tienes a alguien en el bolsillo.

Por último el huevo de faltriquera es la forma en la que podemos referirnos a la yema, un dulce muy típico de Andalucía.

Texto:La construcción del héroe en España y México, 1789-1847 Autor:Carrera Damas,Germán

Ganapán

24 Feb

Llegó a la pensión. A las afuera un hombre de apariencia humilde pero bien vestido esperaba a cualquiera que pasara. -¿ Necesita que le lleve algo? ¿quiere que le suba la maleta?¿necesita lleva algo a la oficina mi jefe?. Mi tajante no impidió que volviera a cuestionarme durante un buen tiempo. Sin embargo poco a poco me fui dando amoldando a la figura del ganapán y al resto de negocios negros que abundaban en la ciudad. Cualquier cosa vendible, la vendian. Cualquier servicio, el más fácil y rápido que solo príncipes sibaritas se negaban a hacer, también. La ruptura social se sentía perfectamente con estos trabajadores informales.

Texto propio

Ganar y pan se unieron. Quizás porque el verbo tiene origen alemán y sabemos que en el idioma germano es muy habitual unir nombres, adjetivos y demás tipos gramaticales de personas para crear nuevas palabras.

Ganapán es el vocablo que describe a las personas cuya labor diaria y retribuida es la de transportar bultos de un lugar a otro.

Por otro lado es también un insulto y es entonces cuando vuelvo a reiterar: ultrajar es un arte. Decir gilipollas está pasado de moda. ¿De verdad tiene ya algún tipo de significado? Suena demasiado banal. Quizás por eso se dio el éxito de Jose María García en la radio española: sus insultos como limpiababas o la metáfora matar moscas a cañonazos para señalar la imbecilidad de algunos. Por eso traje el término ganapán. Admitido por la RAE, sirve para clasificar a alguien como rudo y tosco, en el habla coloquial.

Arrequive

23 Feb

Los rojos arraviques del traje de Lola fueron mirados con disimulo por las demás mujeres, pero las voces protagonizaban una ruidosa conversación en la que las risas y la burla eran el espejismo de la envidia por su descaro y atrevimiento. Era más un ejercicio de libertad, una ruptura con el negro impoluto que tenían que llevar las viudas que la belleza o no de la ornamentación de su oscuro vestido.

Texto propio

Arravique se utiliza en plural cuando se quiere referir a los atavios o adornos de algo, por ejemplo un traje. También se puede utilizar este término, en singular, como sinónimo de ringorrango.

Un tercer significado es para señalar alguna circunstancia o requisito. La burocracia es pues un lugar propicio para los arreviques.

Fuente: Resumen de cirugía Texto: de Argumosa, Diego

Gerontocracia

22 Feb

Era el día. Era su día. Por fin iba a entrar en el consejo de la ciudad, formado tan solo por personas mayores de 55 años. Ellos llevaban las riendas de los asuntos políticos. Habían decidido este sistema porque consideraban que eran los más sabios. Lo que no tomaban en cuenta es que la gerontocracia fomentaba el odio perpetuo. Esperaban cinco décadas para entrar a gobernar. Cinco décadas en las que había habido robo de mujeres, conflictos laborales y un sin fin de pecados sociales que luego, muy fríamente, buscaban venganza.

Texto propio

 Los griegos no solo bautizaron a la democracia. Éste no fue el único sistema político que vivió en la antigua Hellas. La plutocracia, el régimen espartano o la gerontocracia también tuvieron sus momentos históricos. La palabra que nos atiende hoy sirve para definir el gobierno formado por los gerontos, es decir, los ancianos. Son ellos los que tienen el poder. Un ejemplo actual de un sistema basado en la gerontocracia es Cuba.

En cuanto al primer obstáculo, en el PRD se gesta una rebelión de jóvenes de todas las corrientes internas que reclaman candidaturas y van contra la “gerontocracia” en el partido, es decir, contra aquéllos que llevan años acaparando las candidaturas a los puestos de elección popular.

Pedro Kenji Salazar, subsecretario Nacional de Jóvenes del PRD, les puso nombre y apellidos: “Pablo Gómez, Ifigenia Martínez, Amalia García, María Rojo y muchos otros que han querido imponer la gerontocracia en el partido deben irse ya y dar paso a aquellos jóvenes que venimos trabajando y empujando desde hace años”.

Fuente: Vanguardia.com.mx

Rucio

21 Feb

Los colonos llegaron. Anduvieron por el camino que les marcó el guía, el indígena que se había querido adherir a los barbudos que se asemejaban a las leyendas que sus ancestros contaban. Al entrar en el pueblo encontraron a un grupo numeroso de personas. No había obesos, pero tampoco se veían personas que sufrieran la inanición. Los capilares que poblaban sus cabezas eran de un negro intenso, como . No había canos, ni siquiera había alguno que su cabello se fuera tornando rucio. La uniformidad del color del pelo de los más de 100 hombres era atractivo a la par que provocaba un pánico irracional.

Texto propio

Rucio es un color de pelo, tanto en las personas como en los animales. Sin embargo depende de si nos referimos a un ser humano o a una bestia la tonalidad será diferente.

En las personas el color rucio sirve para describir a las personas cuyos capilares son entrecanosos. Es decir, el momento en el que pasa de una tonalidad viva al blanco que señala la senectud o madurez.

Por su parte los animales son rucios cuando el color es blanco o canoso, pero también cuando es una tonalidad de clara del pardo.

La RAE también señala otro significado para este término que ya está en desuso pero que antiguamente se escribía así, y podemos encontrarlo en textos o documentos redactados antes. Por eso mismo lo tenemos que comentar por si acaso se encuentran un libro que mencione rucio con el sentido del color parecido al oro.

Fuente: Espanol.torange.biz

Por cierto, rucio deriva de rocío. Curioso.