Archivo | septiembre, 2013

Engentar

30 Sep

Qué difícil es identificar a todos los miembros de una familia cuando una gran fiesta la reúne! Y son tantos los invitados que un periodista se engenta y, ya deslumhrado, inventa más de un par de ausencias brillantes — las de Marco Antonio .

Fuente: Viaje a México: ensayos, crónicas y retratos Autor: Castañon, Adolfo

¿Será porque es una de las ciudades más grandes del mundo? En México existe el verbo engentar, que da nombre al movimiento de personas en una megalópolis que puede causar aturdimiento. 

 

Anuncios

Empreñar

27 Sep

A cada cien ovejas es necesario un carnero , y quantos centenarios de ovejas hubiere , tantos moruecos ha de haber , que aunque un carnero pueda empreñar mas ovejas , salen menudos los corderos. Y al tiempo del empreñar las ovejas …

Fuente: Agricultura general que trata de la labranza del campo y sus … Autor: Alonso de Herrera, Gabriel

Sí, empreñar es fecundar a una hembra, que se quede preñada. Pero coloquialmente empreñar también es molestar o fastidiar a alguien.

Antiguamente se usaba empreñar como sinónimo de impregnar.

Afasia

26 Sep

Las lesiones que causa una afasia subcortical suelen ser accidentes vasculares cerebrales que afectan a la sustancia blanca de la cápsula interna y el putamen, el tálamo y la sustancia blanca posterior adyacente. Aunque las lesiones …

Fuente: Trastornos del lenguaje y la memoria Autor: Jódar Vicente, Mercè

En el griego el prefijo a- designaba una negación. Afasia señalaba la imposibilidad de hablar.

En medicina, y en la lengua española, afasia es la pérdida de la capacidad de hablar por una lesión en la corteza cerebral. Algunos señalan que la afasia también es no tener la facultad de comprender el lenguaje por esta misma razón.

Etario

25 Sep

La incidencia ha aumentado en forma constante en la población no blanca, particularmente en el grupo etario de 25 a 44 años. En realidad el 49% de los casos se producen en la actualidad en los grupos raciales minoritarios. En los blancos …

Fuente: Medicina Interna Autor: Kelley, William N.

 

Aetas, edad, evolucionó al castellano a etario y se convirtió en un adjetivo que sirve para describir dos cosas:

  • Un grupo de personas que tienen la misma edad
  • Lo relativo a la edad de una persona

Se suele usar la expresión franja etaria, para hablar de un grupo más amplio de edad.

Tahalí

24 Sep

Una capa larga de terciopelo carmesí caía con gracia sobre sus hombros, descubriendo solamente por delante el espléndido tahalí, del que colgaba un gigantesco estoque. Este mosquetero acababa de dejar la guardia en aquel mismo …

Fuente: Los tres mosqueteros Autor: Dumas, Alexander

 

Tahalí nombra lo que parecía innombrable: la tira que cruza desde el hombro derecho hasta la parte izquierda de la cintura y que permitía sujetar la espada a la espalda. La palabra es de origen árabe.

Las piezas de cuero que se aferran al cinturón y que sirven para guardar los machetes o cuchillos de bayoneta, también se denominan tahalí.

Y la caja de cuero pequeña que los soldados usan para guardar reliquias y oraciones, con el objeto de que les protejan, también son tahalí.

Vesicante

23 Sep

 También en 1931, los británicos estudiaron el bis-(2-cloroetiltioetil)éter, conocido como «agente T», un líquido vesicante, que se produciría durante la Segunda Guerra Mundial tanto en EE. UU. como en el Reino Unido para mezclarlo en un 

Fuente: ARMAS QUÍMICAS: La ciencia en manos del mal Autor: Pita, René

 

¿Poeta?¿escritor?¿periodista? La voz vesicante te ayudará a darle una buena metáfora a tu texto. Por vesicante se entiende la capacidad de una sustancia para producir ampollas en la piel. Es un adjetivo.

Ajumarse

20 Sep

Debes tener ahí dentro un depósito. ¡Como que doblas y sales de quincena a quincena!… -Y eso -responde el cortador- porque algún día sa menester descansar unas miajas y ajumarse a conciencia. -Hoy vas a las dos cosas. -¡A ver, tú, que 

Fuente: El Hampón Autor: Dicenta Benedicto, Joaquín

Más de uno se ajumará este viernes (y el resto del fin de semana). Ajumarse es emborracharse hasta perder y trastornarse los sentidos.