Tag Archives: lenguaje poético

Progne

8 May

Texto: Un heráclito cristiano, Canta sola a Lisi, y otros poemas Autor: de Quevedo, Francisco

El término progne pertenece a la lengua de los poetas y sirve para hablar de uno de los animales que han sido objetos de más metáforas y objeto de la lírica: las golondrinas.

Si Bécquer prefierió usar el nombre común en vez de progne, tampoco está prohibido que nosotros usemos la palabra de hoy en otro tipo de ámbitos más relajados.

El origen de la palabra progne es griego y pueden encontrarlo aquí, es bastante interesante.

Anuncios

Nemoroso

27 Mar

El sol bajaba por el horizonte. El bosque era cada vez más negro, más oscuro. Lo nemoroso se unía ahora a lo tenebroso. Los pocos puntos de luz correspondían a las antorchas que los hombres del pueblo ponían para guiar a los más rezagados, a los que se quedaban recogiendo los últimos frutos del suelo.

Texto propio

Un nuevo término poético aparece por el blog de Enriquecer Vocabulario: nemoroso. Este adjetivo que también tiene una versión femina es utilizado para embellecer una frase, un texto, cuando queremos hacer referencia a algo perteneciente al campo semántico del bosque. Un conjunto de árboles, animales o menos físico como el olor o el carácter natural pueden encontrarse bajo el paraguas de este adjetivo.

También puede describirse con este adjetivo, y con carácter poético por supuesto, lo que está cubiertos por bosques. Si han jugado al Age of Empires pueden señalar como la zona nemorosa aquella donde se conseguían los primeros y básicos recursos de nuestro poblado: la madera.

Asaz

5 Mar

Texto: El conde Lucanor Autor: Don Juan Manuel

No es muy normal traer a Enriquecer vocabulario un adverbio. Pero hoy lo hacemos: asaz. Deriva de ad satis, del latín. El motivo del desconocimiento de este producto gramatical es que se suele usar solamente en contextos especiales: cuando se esta utilizando la lengua poética.

Asaz es la forma bonita, o maquillada si la quieren ver así, para sustituir a muy, harto, bastante o mucho. Debido a que mi escritura no es ducha en poesía el texto que nos llegó hoy no es mio, pero si pueden, disfruten de la lectura de El Conde Lucanor, una buena dosis de sabiduría. Además de la versión en castellano antiguo que puse arriba, se puede encontrar en la lengua actual.