Tag Archives: Origen ruso

Troika

5 Nov

En adelante, los asuntos afganos fueron confiados a la troika de Andropov, Ustinov y Gromyko, la cual solía operar por medio de un grupo de trabajo de sus asistentes formado por Vladimir Kryuchkov, del KGB; Akhromyev, del Ministerio de la …

Fuente: En Confianza Autor: Dobrynin, Anatoly

 

Se puede escribir troika o troica. Yo prefiero el primero porque es más exótico, como su origen: ruso. La lengua eslava usa esta voz tan de moda para señalar un trío.

En principio, lejos de lo que haya podido pensar alguien en torno al concepto ruso, no se trata de algo sexual sino más bien casi de supervivencia. Tres eran los caballos que tiraban de un trineo de transporte. Este medio era la troika y así ha pasado a nuestro diccionario de la lengua española.

De la Rusia de los zares a la Unión Soviética. Allí la troika pasó a ser la cabeza ejecutivo del presidente de la República, el jefe de Gobierno y el secretario general del Partido Comunista. Es decir, de nuevo se repite el que dicen que es el número de Dios: el tres.

Y de la URSS al mundo capitalista: es cualquier equipo, especialmente político, donde existen tres miembros. Los miembros del trío tienen idéntico poder.

Anuncios

Samovar

13 Dic

Es curioso como hay tantas palabras que no se pueden traducir que las dejamos en su idioma. Pero cuanto más alejado del Viejo Continente, más inmovilistas. Es el caso de samovar, una voz de origen ruso y que tal vez por ser un objeto usual solo de la antigua Unión Soviética no ha penetrado tanto en nuestro idioma habitual. Eso sí, a la hora de leer libros como Los hermanos Karamazov nos lo encontramos y por ello siempre es bueno saberlo.

El samovar es un envase formado por un tubo interior. En él van carbones calientes y en el resto del envase el agua, de esta manera se consigue calentar la combinación de oxígeno e hidrógeno para tomar por ejemplo un té. De hecho las hierbas que se vayan a usar se colocan arriba del todo, en una especie de chimenea. Al final el funcionamiento es muy parecido al de la cafetera italiana.

El samovar desarmado:

Y armado:

 

Isba

20 Abr

Me encuentro actualmente leyendo Los hermanos Karamazov. Al leer un libro ruso lo normal es encontrarse un gran número de términos de ese origen, como por ejemplo изба ó isba.
Isba se adaptó al castellano, pues así aparece en la RAE, eso sí, encontraremos pocas isbas en España porque son las casas de madera que se encuentran en el campo. Igual que no encontramos un cortijo en Siberia, tampoco una isba en Sevilla.

Ejemplo de Isba:


Texto de: Antología de cuentos sobrecogedores. Varios Autores

Todos los camaradas habían termiando de trabajar. Recogieron leña para poder calentarse en la isba y caminaron hacia la cabaña de madera. Allí pasarían la noche a la espera de que llegara el relevo dentro de dos días ya que el frío de la estepa siberiana hacía imposible que pudieran estar fuera de la casa.
Texto propio

Pogromo

15 Mar

Hoy traigo a Enriquecer Vocabulario la primera palabra de origen ruso que he encontrado. La verdad que nunca antes había escuchado decir pogromo. Tampoco sé de donde la he sacado, pero sí, proviene de la lengua que hablaron Sergei Eisenstein o mi amigo el señor Sherstnev, que por cierto hoy cumpleaños.
Pogromo (pogrom) significa en su lengua materna destrucción, algo parecido en español. Nosotros lo usamos para hablar sobre la matanza y usurpaciones de una gran número de personas sobre inocentes e indefensos, algo así como cuando una población la toma con una minoría al poder abusar de ella y tomarla como cabeza de turco.

Texto: Uñas azules, Jacques y Ciompi: las revoluciones populares en Europa en los …. Autores: Mollat, Michel; Wolff, Philippe

Las antorchas comenzaban a iluminar las calles de la urbe. Al principio eran pocas, unas diez, pero poco a poco la masa fue engordando. Yo iba a salir de la casa emocionado y no queriendo estar aislado de un grupo tan numeroso y enfurecido. Sin embargo mi padre me tomó de la cintura e impidio que me uniera al pogromo contra los cuatemacos. Tuve que mantenerme en casa, pero mis ojos seguían hipnóticamente la danza de las llamas rojas y amarillas.

Texto propio